Fijan el inicio del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa

El Tribunal Oral en lo Criminal de Dolores fijó que el 2 de enero del 2023 comenzará el juicio oral a los ocho rugbiers, actualmente detenidos. Están acusados de asesinar a golpes a Fernando Báez Sosa a la salida de un boliche en la ciudad de Villa Gesell el 18 de enero del 2020.

El proceso comenzará a pesar de la feria judicial de verano y se realizará en 22 jornadas, de lunes a viernes, «a los fines de no demorar este proceso, ni alterar los restantes de trámite por ante el Tribunal». En total deberán declarar 130 testigos.

 

Los ocho jóvenes acusados por el asesinato que enfrentarán el proceso oral son Máximo Thomsen (21), Ciro Pertossi (21), Luciano Pertossi (19), Lucas Pertossi (22), Enzo Comelli (21), Matías Benicelli (21), Blas Cinalli (20) y Ayrton Viollaz (22).

Todos ellos afrontan cargos por «homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas». Este delito prevé una pena de prisión perpetua.

Además, en el juicio se debatirán las responsabilidades penales de todos ellos por las lesiones sufridas por cinco amigos de Fernando que se encontraban con él cuando fue asesinado.

Vale recordar que en la causa fueron sobreseídos en abril del 2021 otros dos jóvenes acusados: Juan Pedro Guarino (19) y Alejo Milanesi (20).

Según la investigación, los ocho jóvenes que serán juzgados «acordaron darle muerte» al joven para lo que «previamente, distribuyeron funcionalmente sus roles», luego de que «minutos antes, al encontrarse en el interior del local bailable, tuvieran un altercado» con él, «quien se encontraba acompañado con su grupo de amigos».

 

La fiscal indicó también que «aprovechándose del estado de indefensión de la víctima, con el fin de darle muerte y cumplir con el plan acordado, los acusados le propinaron» en el suelo «varias patadas en su rostro y cabeza».

Según la causa, los golpes le produjeron «lesiones corporales internas y externas» que «provocaron su deceso en forma casi inmediata, al causarle un paro cardíaco producido por shock neurogénico debido a un traumatismo grave de cráneo».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.