Habló Tomás Andrusko, el joven que denunció en Twitter el abandono de su vecino Uberto de 96 años

Esta mañana habló Tomás Andrusko, el joven que denunció el abandono de su vecino Uberto de 96 años. Fue entrevistado por el staff periodístico de La Mesa Dominguera, programa que se emite todos los domingos de 10 a 13hs por la FM93.1.

En un primer momento contó cómo fue el suceso que generó una viralización total en las redes sociales (su tuit lo vieron 4 millones de personas):

“Justo lo enganché dejándome un papel en el auto donde me decía que estaba esperando una ambulancia, entonces con mi familia le alcanzamos una silla. Y al final tuvimos que llevarlo. Se lo veía mal, flaco, muy pálido, con problemas para respirar. Nos pedía por favor que hagamos algo“, dijo Tomás.

Tomás Andrusko, denunció el abandono de su vecino Uberto
Tomás Andrusko, el joven que publicó en Twitter lo de su vecino Uberto

Es por eso que junto a su madre pidieron elementos sanitarios a los vecinos para iniciar el periplo de la casa de Uberto hasta el Hospital: “Con mi mamá no lo pensamos ni dos segundos y lo subimos al auto, abrimos bien las ventanas para que se ventile”.

Una vez en el nosocomios Tomás describió un lamentable momento que tuvo que vivir con la mala predisposición de un enfermero:

“Le empezó a preguntar cosas y Uberto por la edad y su deterioro de salud responde lento y habla bajo. Y el especialista empezó a hablarle en un tono bastante alto. A lo que yo, quizá un poco maleducado lo reconozco le dije: ‘tiene 96 años podrías tener más paciencia’.

Tras ese contexto, y al estar sin ningún familiar, le pidieron a Andrusko que se identifique: “Le dije que no le iba a dar nada y que lo atienda. Me largué a llorar de la impotencia. No era justa toda la situación y encima que tenga que recibir ese trato”, comentó.

Sin embargo la buena noticia es que el adulto mayor está en su casa y los vecinos se comprometieron a ayudarlo en la vida cotidiana.

Por último, relató cómo es su entorno familiar y el porqué de la soledad de Uberto: “tiene una hermana de 90 años y un sobrino de 70. Son dos personas de riesgo, que lamentablemente no sé pueden hacer cargo”.

AUDIO DE LA NOTA:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *