Inglaterra: fiesta sin distanciamiento ni barbijo para investigar el riesgo de transmisión

En la noche del sábado en la ciudad inglesa de Liverpool, se llevó a cabo un concierto de música para 5.000 personas, sin barbijos ni distanciamiento social.

Fue parte de un programa piloto para investigar el riesgo de transmisión del coronavirus y la efectividad de la ventilación y los testeos previos.

Los participantes debían presentar tests negativos de flujo lateral del día anterior para ingresar al concierto, donde estuvieron permitidos los abrazos y el baile.

Además, se solicitó el PCR el día del espectáculo y repetir el proceso cinco días después para determinar si hubo propagación del virus.

El objetivo del Gobierno británico es saber cómo pueden llevarse a cabo los festivales de música de verano después del 21 de junio, fecha en que finalizarán totalmente las restricciones de la cuarentena implementadas en el Reino Unido en diciembre pasado.

Datos del Reino Unido hasta el domingo: siete nuevas muertes por coronavirus y 1907 contagios. Mientras que el número de vacunados asciende a 34.3 millones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.