Internos de la cárcel de Bahía donaron más de 3.000 panificados para niños/as

En el marco del programa “Más trabajo, menos reincidencia”, personas privadas de la libertad alojadas en la cárcel de Bahía Blanca pusieron en práctica los conocimientos adquiridos para producir reposterías y panificados para beneficiar a chicos asistidos mediante Cáritas, en la víspera del Día de las Infancias.


Los internos de la Unidad 4 confeccionaron más de 3000 porciones de productos panificados, entre los cuales contaron pastafrolas, sacramentos de membrillo, pasteles, y medialunas dulces y saladas.

En esta oportunidad el trabajo solidario de las personas detenidas y del personal del Servicio Penitenciario Bonaerense llegó a los niños a través de Caritas Arquidiocesana de Bahía Blanca.

Cabe destacar que en el proceso de producción se tomaron todos los recaudos de bioseguridad a través de los protocolos y autorizaciones emanadas desde la Subdirección General de Trabajo Penitenciario.

Las más de 3000 porciones de panificados fueron entregados en Sector Noroeste y barrios populares de la periferia. Entre las entidades beneficiadas se encuentran el Hogar Margarita que asiste a más de 500 familias y alrededor de 1500 niños, y a una pequeña red de comedores del Barrio Martin Fierro y Puerta de Sur, entre otros.

“Estas acciones son la base de los lineamientos impartidos desde Ministerio de Justicia y Derechos Humanos en pos de desarrollar programas que unan y aporten a la comunidad, revalorizando el fruto del trabajo y sumando al bienestar de la sociedad”, destacó el Jefe del Complejo Penitenciario Sur, Jorge Gómez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *