Joven agredido en su llegada a Claromecó:»Fue el peor día de mi vida»

Así lo expresó Augusto Lemble, en el programa «Mesa Dominguera» (que se emite en la FM93.1 Todos los domingos de 10hs a 13hs), que el lunes por la noche fue escrachado y obligado a irse de su casa en Claromecó. Había ingresado el domingo desde Brasil a través de Paso de los Libres, donde Migraciones lo autorizó para aislarse en la vivienda del balneario del distrito de Tres Arroyos.

Pese a contar con un documento que lo habilita a circular los 1.200 kilómetros hasta su casa, presumía que iba a haber problemas. Por eso, estuvo esperando en Tres Arroyos, antes de transitar los 90 que restan hasta la localidad costera.

En el ingreso se encuentra con Carlos Ávila, Delegado del Ente descentralizado de Claromecó Servicios Turísticos, que le impide ingresar. Luego de unos minutos, el joven siguió camino. A las pocas horas, Ávila presenta su renuncia. «A mí me dijo que se me dejaba pasar rompía sus ideales», explicó Lemble.

Una vez que arribó a la residencia de su padre, un número importante de vecinos se agolpó en el sector para reclamar que estaba rompiendo las normas de la cuarentena. «Fui insultado, me gritaban, tocaban bocina, sentí peligro por mí y por la familia. Sinceramente fue el peor día de mi vida», contó el surfista.

«Quiero desmentir todo tipo de influencia de mi padre que es fiscal. Yo conseguí el permiso como corresponde. También él tuvo que padecer un día muy feo en las puertas de su casa», explicó el joven.

Ahora Lemble está cumpliendo el aislamiento preventivo social obligatorio en una casa que nadie sabe. «Tuve que venirme a otra casa, que no puedo decir donde por el temor que todavía tengo. Pero estoy cumpliendo la cuarentena como corresponde», sentenció.

Audio de la nota aqui