La angustiante situación de los transportistas escolares

El staff periodístico de «La Mesa Dominguera» entrevistó a Marcelo Laucirica, representante de los transportistas escolares de Bahía Blanca.

La cuarentena, producto de la pandemia del coronavirus, ha destrozado el tejido productivo mundial. En congruencia, muchos sectores de la economía se vieron perjudicados por las nuevas disposiciones.

En la actualidad la educación se ve remitida al ámbito hogareño y familiar. Por ende, los chóferes de los transportes escolares no ven ingresos desde hace muchos meses: «Si las clases se inician con protocolos restrictivos nos perjudicaría a nosotros. La información de la Cámara es que volverían el año que viene«, dijo Marcelo.

De acuerdo a la ayuda del Estado expresó que no es suficiente para su rubro: «No cobramos el IFE. Tenemos una problemática porque no somos monotributistas de menor categoría«.

La coyuntura afecta al sector en general y solventarse se vuelve cada vez más utópico: «Necesitaríamos una colaboración para disponer de un peso en efectivo, en todo el país somos 12.000 personas».

Sin embargo, todo parece indicar que en algún momento, por ahora incierto, la actividad pueda volver a funcionar: «Va a ser muy difícil que el transporte se haga rentable después de la pandemia. Nos están hablando de que vamos a poder transportar solamente entre 8 o 9 pasajeros y antes estábamos habilitados para transportar a 18″.

En última instancia del reportaje conmovido por la situación contó: «Los transportistas no tuvimos ingresos estos meses. Todos los sectores están difíciles, hoy estamos sobreviviendo».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *