La estética en cuarentena: “la tensión que genera este estado de estrés también se ve en la piel”

La palabra de una especialista sobre las consecuencias del encierro en el cutis y la problemática en torno a las “maquinitas faciales”.

Evidentemente, la pandemia ha afectado múltiples aspectos de nuestra vida. En este nuevo escenario, la mente puede verse afectada por el estrés y la angustia que genera el aislamiento, todos estos desfavorables efectos hacen que nuestra piel también esté propensa a padecer nuevos problemas.

En diálogo con el programa radial La Mesa Dominguera (emitido por La Brújula 24), la cosmetóloga Claudia Banegas, hizo hincapié en este tema y particularmente explicó el entramado detrás de las populares maquinitas faciales, a raíz de la fuerte polémica que se encendió con el escándalo de las famosas y las denuncias de estafas.

Consultada por el funcionamiento de este producto y sus prometedores “resultados milagrosos”, la especialista comentó “La realidad es que el producto en sí no te va a hacer ni bien ni mal, está estudiado prácticamente para que no te haga mal, pero ‘bien’ depende de cómo lo uses. Siempre corre un poquito por la responsabilidad del usuario que lo compra.”

“Yo si la tengo que recomendar, no lo hago. Porque el costo-resultado es demasiado alto en realidad”


Claudia Banegas, cosmetóloga.

Las encargadas de difundir y promocionar el supuesto éxito de este producto de cosmética fueron las famosas y reconocidas influencers, a través de sus redes sociales. Al respecto, Banegas señala que esto se debe a “la estrategia de marketing que tiene la empresa y que obviamente ha sido muy inteligente”.

“Convengamos que la publicidad que ellos hacen de la línea, la apuntaron en ese momento a todo lo que son influencers y sin duda alguna en esta época de cuarentena deben haber vendido mucho más que en cualquier otra época normal”, mencionó.

Al parecer, la “estafa” de este producto – de la que tanto se ha hablado – no está estrictamente relacionada a sus resultados dermatológicos, sino a la estrategia de venta que tiene la empresa. “La marca te dice que ese equipo solamente puede ser utilizado con los productos de su línea. Que no garantiza el resultado si vos utilizás productos activos (las cremas) de otras líneas, ahí es donde te limita”, explicó la cosmetóloga. “Cuando a los dos meses tenés que reponer el producto, te das cuenta que el costo es aproximadamente el 60 o 70% de lo que compraste en todo el kit”, puntualizó.

Por último, la especialista habló de las consecuencias que tiene para nuestra piel la situación particular en la que estamos viviendo: “El estrés que genera el tema del encierro, la tensión y la incertidumbre, va a generar distintas sustancias en el organismo que se van a ver reflejadas en la piel”.

Escuchá el audio de la nota completa:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *