La industria musical estadounidense se paraliza en contra del racismo

En repudio a la brutalidad policial contra personas de raza negra, en una jornada a la que llamaron «Blackout Tuesday», los principales sellos discográficos y artistas paralizaron sus actividades.

Los principales sellos discográficos, las plataformas digitales y los artistas estadounidenses de la música paralizaron hoy sus actividades, en repudio a la brutalidad policial contra personas de raza negra, en una jornada a la que llamaron «Blackout Tuesday».

A la iniciativa, que en las redes sociales se viralizó con el hashtag «#TheShowMustBePaused» («El show debe parar»), se sumaron Atlantic Records, Capitol Music Group, Warner Records, Sony Music y Def Jam, en otros gigantes de la industria, según destacan los diarios locales.

También brindan su apoyo a esta manifestación las plataformas Spotify y Deezer, entre las más importantes del rubro.

El «apagón» de la música, en sintonía con las protestas generalizadas tras el asesinato del ciudadano negro George Floyd a manos de la policía de Minneapolis, en el estado de Minnesota, también tuvo su impacto a partir de declaraciones de figuras como Mick Jagger, Quincy Jones, Rihanna, Jay-Z, Taylor Swift, Madonna y Harry Styles, entre otros.

«Es difícil saber qué decir porque he estado lidiando con el racismo toda mi vida. Dicho esto, está levantando su fea cabeza ahora y, por Dios, es hora de enfrentarlo de una vez por todas», escribió el famoso productor Quincy Jones, en un comunicado difundido a la prensa.

(Telam)