La seleccionada argentina que tiene búnker en New York contra el coronavirus

Melissa Soto, una neoyorquina de raíces argentinas que en enero tuvo su primera convocatoria a la Selección Albiceleste Sub-17, tiene en su casa un búnker para seguir entrenando más allá de la cuarentena.

La seleccionada argentina que tiene búnker en New York contra el coronavirus
La seleccionada argentina que tiene búnker en New York contra el coronavirus

 

Melissa Soto nació hace quince años en New York, pero su padre mendocino le transmitió la cultura argentina que siente como propia y que la llevó a no dudar cuando en enero recibió la convocatoria del seleccionado de fútbol femenino Sub-17 que comenzaba sus entrenamientos con vistas al Sudamericano de la categoría, un torneo que finalmente quedaría aplazado por la expansión del coronavirus a nivel mundial

Es precisamente New York la ciudad con mayor número de contagios en el mundo y Estados Unidos el país más afectado, lo que llevó a que allí también pararan todas las competiciones deportivas, incluyendo la temporada que ella había iniciado ya con el New York City, disputando dos encuentros.

«Desde comienzos de marzo que todos nos quedamos en casa. No podemos ir afuera. Entonces yo estoy haciendo entrenamientos virtuales con mi entrenador y también con mi equipo y coach de fútbol. También participo de las clases virtuales que da mi padre. Estoy muy ocupada durante el día. Además, tengo las clases virtuales de la escuela»le contó Melissa Soto a BolaVip sobre sus días en cuarentena.

Si hay una característica que destaca a la mediocampista, más allá de sus capacidades técnicas, es el gran compromiso con que a tan temprana edad se toma el fútbol, con la intención de perfeccionarse cada día. Para esto, tiempo atrás le había pedido a su padre armar una especie de «canchita» en el altillo de su casa, sin haber imaginado jamás la gran utilidad que tendría en tiempos de emergencia sanitaria y aislamiento.

Melissa Soto entrena en su altillo
Melissa Soto entrena en su altillo

«Vino muy bien tenerlo. Hace poco le cambiamos el pasto y eso también ayudó mucho. Me da un espacio muy grande para poder entrenar en la casa», conto Melissa sobre el espacio que había armado no pensando en una pandemia mundial sino en poder seguir practicando en las épocas del año en que la nieve reina en New York.

Sobre la temporada, aclaró que no se ha cancelado de manera definitiva, pero que todavía no les han dado ninguna información respecto a los tiempos en que podrían retomar la actividad. «Creo que todos estamos un poquito nerviso, pero sabemos que si vamos cumpliendo con las reglas todo va a estar bien. Si nos quedamos en casa y hacemos lo mejor que podemos, vamos a estar bien», agregó.

Melissa, quien dijo mantener una comunicación constante con su familia en Mendoza para saber cómo está la situación, dijo que el hecho de que New York registre el mayor número de contagios a nivel mundial tiene que ver también con que se hacen más controles que en ningún otro lugar.

Mientras espera que todo vuelva a la normalidad, se le animó incluso a un torneo de controles con papel higiénico, uno de los challenges de moda entre los y las futbolistas en cuarentena, que la dejó entre las mejores posicionadas de la clasificación.