Los trucos caseros para limpiar las copas como profesional

En la víspera de lo que serán las fiestas de fin de año, te dejamos algunos consejos para que tus copas brillen como nunca.

Cada vez faltan menos para las fiestas de Navidad y fin de año y ya comienzan los preparativos. Si este año te tocó ser anfitrión, seguro ya estás pensando en cómo hacer que todo este impecable, especialmente todo lo relacionado a la vajilla como las copas y los platos.

Además de estar limpias, es fundamental que tus copas brillen como nunca. Por eso, te compartimos algunos trucos caseros que te ayudarán a dejarlas como si fueran nuevas.

Si se trata una vajilla especial que durante todo el año permanece guardada para las fiestas, en primer lugar es esencial limpiarlas y quitarles todo el polvo y suciedad que tengan. A partir de este primer paso, podrás ver qué tan sucias están y qué tanto tendrás que trabajar para que queden impecables.

El siguiente paso es tomar dos recipientes bien amplios, poner agua y jabón en uno y vinagre blanco y agua en el otro. En cuanto a la temperatura del agua, se recomienda que no esté muy caliente, sino apenas templada.

Tomar las copas y sumergirlas primero en el recipiente con agua y jabón y frotarlas suavemente con una esponja para retirar las manchas y polvo. Pero ojo, si son muy finas hay que tener mucho cuidado de no golpearlas mientras se limpian.

Luego de enjuagarlas profundamente para que no queden rastros de jabón, colocarlas en el recipiente de agua y vinagre durante unos segundos. Después, dejarlas boca abajo sobre un paño limpio para que se escurran.

Por último, antes que las copas se sequen por completo, tomar unos paños de cocina de papel humedecidos en alcohol y frotar bien las copas hasta lasta lograr el brillo deseado. Asimismo, en caso de encontrar manchas de agua o cal que quedaron, se puede poner a hervir vinagre en una olla y exponer las copas al vapor de la olla.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.