Milei, lapidario: «Argentina está pasando el peor año de su historia»

El economista Javier Milei analizó la realidad de la economía argentina y aseguró que está en una «pésima situación»

 

 

No es ninguna novedad que la economía argentina se encuentra en un muy mal momento. En este contexto, y como suele ocurrir, muchísimos economistas dan su parecer sobre cuáles pueden ser los caminos para salir de esta crisis, y reencaminar la recuperación. Naturalmente, Javier Milei se encuentra entre estos economistas.

En una entrevista, Milei fue durísimo a la hora de dar su veredicto, asegurando que «la Argentina está atravesando el peor año de su historia, con la máxima caída del PBI en un año aún más grande que la del 2002».

En cuanto al plano social, lo consideró también «muy complicado». En diálogo con FM Concepto, el economista indicó que si bien estadísticamente la tasa de desempleo durante el segundo trimestre trepó al 13%, ajustada por el efecto desaliento de la pandemia estaría cerca del 29%.

El economista Javier Milei analizó la realidad de la economía argentina y aseguró que está en una "pésima situación"

El economista Javier Milei analizó la realidad de la economía argentina y aseguró que está en una «pésima situación»

Así mismo se refirió a la pobreza en la Argentina y manifestó que «estamos en niveles muy similares a los que teníamos en el 2002», completó antes de advertir que ese cuadro se da «con un desequilibrio monetario hacia adelante que podría llegar a derivar en un fuerte episodio de aceleración de inflación agudo, o en una hiperinflación», lo que «podría llevar los niveles de pobreza a niveles nunca vistos en la historia Argentina con niveles de tensión que serían difíciles de manejar incluso por parte del peronismo».

Nuevamente, aseguró que «Argentina está en una pésima situación. Y además, cuando uno mira los desequilibrios que tiene la economía, lejos está de creer que esto puede terminar bien. No hay motivos para esperar que esto mejore».

De acuerdo a su postura, el modelo de cuarentena implementado por el Gobierno de Alberto Fernández «terminó destrozando el capital de las empresas». Y el problema radica en la quiebra de miles de compañías, y en consecuencia la pérdida de unos 4 millones de puestos de trabajos; con lo cual «si hoy la gente quiere volver a trabajar, no puede».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.