Por qué bostezamos y qué pasa si ocurre seguido

Más allá de significar que estamos cansados, bostezamos por otros motivos que tienen que ver con el estado de nuestra salud.

Cuando estamos cansados, bostezamos. Por esta razón es que esta expresión corporal está vinculada con la falta de sueño o hasta un mal descanso.

Es algo involuntario que puede suceder hasta por contagio: cuando vemos a otra persona bostezar, imitamos de manera inconsciente esto como un reflejo. Pero hay otros motivos que producen esto, y hasta pueden indicar que algo mal está en nuestra salud.

«A menudo, la sintomatología vegetativa hace que una persona bostece», indicó la neuróloga Olga Golubinskaya. En este sentido, «el bostezo puede estar acompañado, por ejemplo, de insuficiencia cardíaca«. Asimismo, está asociado con los trastornos mentales influidos por el sueño, como la neurosis o la depresión, que pueden generar estos reflejos de manera constante.

A nivel cognitivo, bostezar puede dar indicios de «astenia, disminución en la memoria, una alteración en la capacidad de concentrarnos, dolores de cabeza, despistes, y hasta decaimiento», agregó la especialista.

Por este motivo, si el bostezo está acompañado con otros síntomas, es importante acudir a un médico.

Respecto a la alteración en el descanso, el bostezo está relacionado con «los cambios de horario, los vuelos a otras zonas (conocido como jet-lag), cualquier alteración de los ritmos biológicos, y un mayor trastorno del sueño«. «Si el sueño es ineficaz, la persona bostezará periódicamente durante el día», explicó Golubinskaya.

En estos casos, la frecuencia no es asidua, por lo que no es motivo de preocupación. Sin embargo, es importante para la salud dormir bien.

Fuente: Sputnik News.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.