«Queda demostrado que cualquiera puede escribir, la cuestión es cómo escribe cada uno»

La Feria Internacional del Libro se desarrolla en Buenos Aires desde el 28 de abril hasta el 16 de mayo.

El escritor bahiense Guillermo Martínez conversó con La Mesa Dominguera (LB24, FM 93.1) acerca de dicha feria, además de hacer hincapié en la relación Libro-Series.

«Estuve dos veces en la Feria del Libro. La primera por una entrevista con el canal Arte, donde hablé de mi última novela y la segunda en el espacio de Télam, donde hablamos sobre series, películas y la adaptación de novelas a los medios audiovisuales».

Muchos libros se ven representados en películas o series en distintas plataformas audiovisuales. Martínez resalta que el motivo es claro. «Las plataformas necesitan contenido, y la gente está dispuesta a restar horas de sueño por mirar series. La primera plataforma fue Netflix y luego aparecieron muchas más, que se convirtieron en productoras. Si vos vas a las novelas o libros escritos, el concepto está hecho. Además, cuando van a buscar una novela que ha sido exitosa por algún motivo, pueden decirle a quienes van a poner el dinero que este concepto funcionó, entonces pueden suponer que sucederá lo mismo en el medio audiovisual».

Mucho se habla de las películas basadas en los libros, pero hay casos en los que puede ser al revés, que el libro se base en el producto audiovisual. «Hay un caso bastante emblemático como el de Marcelo Figueras con su novela Kamchatka. El disparador se lo propuso Piñeiro para que sea un guión. Marcelo en vez de escribir un guión le salió una novela. Lo que convinieron entre los dos fue esperar a publicar la novela, hasta que salga la película. Más allá del éxito que haya tenido el libro por sus recorridos literarios, la película te permite llegar a gente que no está tan atenta como en la literatura».

Al momento de escribir, Martínez asegura que Algunas ideas claman por tu atención más que otras. «Intento hacer un pequeño resumen por adelantado. A la hora de escribir algunas cosas se arruinan y otras aparecen». Por su parte, menciona que «Queda demostrado que cualquiera puede escribir. La cuestión es cómo escribe cada uno, además de cómo valorar la jerarquía».

En relación a su labor con la llegada del Covid 19, resaltó que «En la pandemia me salvó haber podido conectar con el material de mi última novela. La empecé en enero del 2020. En marzo cuando vino el encierro me propuse dedicarme de lleno. Caminaba dentro de mi departamento una hora y escribía la novela. Me tomo plazos bastante largos, y esta me llevó un año y 3 meses. «La última vez» es una novela triste en algún sentido pero muy vital en otros». concluyó.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.