Sigue luchando por su puesto: quiere conducir la línea urbana

Cecilia Bravo es chófer de colectivo de largo distancia hace ocho años. Hace siete que lucha por manejar la línea urbana en Bahía Blanca.

Hasta el momento, las oportunidades le fueron negadas. «Antes pensaba queera por una cuestión de género pero ahora siendo que es una cuestión personal».

No baja los brazos

«A pesar de tantos años sigo luchando por mi puesto porque sé que puedo hacerlo» comentó Cecilia en el programa Mesa Dominguera que se emite por 93.1 y agregó que «las mujeres se tienen que empoderar».

Aunque claro tiene que no por ser fémina va a tener «coronita». Aprendió a cambiar correas, a subir y bajar valijas, entre otras. «Cuando entré a trabajar en larga distancia, hice que me consideraran de la misma manera que un hombre varón», dijo.

Dejar huella

Cecilia no se resigna, aunque sabe que con el paso del tiempo retrasa sus deseos de conducir un colectivo urbano. Aún así, levanta la cabeza y mira el futuro. «Quiero dejar la puerta abierta para las mujeres que vienen detrás mío y tienen ganas de manejar», expresó.

Consultada por el proyecto que presentó el senador Andrés de Leo para incorporar a mujeres en trabajos pocos frecuentes como es la conducción o la construcción, entre otros, manifestó que «ojalá se dé porque estamos capacitadas al igual que los hombres».

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *