Una chica del barrio fue la mujer que eligió el mejor del mundo para crear su familia

Todo comenzó en 1996, cuando Messi y Lucas Scaglia, primo de Antonella y amigo de Leo en el sistema juvenil de Newell’s Old Boys, comenzaron a pasar tiempo juntos en Rosario.

Antonella se uniría a ellos, ya que irían a la orilla del río Paraná.

Leo tenía apenas nueve años, pero ya estaba enamorado de la hija de los dueños de la cadena de supermercados Rosario.

Quienes lo conocen recuerdan que cuando era niño escribía cartas, afirmando que algún día Antonella sería su novia.

No fue hasta que cumplió 21 años que se conoció la relación. Estuvo en el programa ‘Hat Trick Barça’, de la cadena catalana ‘TV3’, en enero de 2009.

Le preguntaron «¿Tienes novia?» y Leo Messi respondió «Sí, tengo novia. Ella está en Argentina. La verdad es que estoy bien y estoy relajado».

A partir de ese momento, Antonella Roccuzzo, que siempre tuvo una estrecha relación con Leo, estuvo vinculada a la vida de Messi.

Antonella, que estudió en el Centro de Educación Latinoamericano, tomó un camino diferente al de Leo cuando el astro azulgrana se marchó para ir a la capital catalana.

Mientras Messi comenzaba su camino para convertirse en el mejor jugador del mundo, Antonella estaba en una relación con otro vecino de Rosario, una que duró tres años.

La perdida de un amigo de Antonella provocó el renovado encuentro de Antonella y Leo.

Según ‘medios digitales, Messi se enteró de la perdida y viajó rápidamente a Argentina para estar a su lado.

Fue entonces cuando su relación progresó, pero optaron por mantenerla en privado.

Messi regresó a Barcelona, ​​mientras Antonella comenzaba a estudiar Odontología en la Universidad Nacional de Rosario.

Abandonando el curso a los seis meses y probando suerte en Comunicación Social, que estudió durante un año.

Los amigos de Antonella dicen que les reveló su relación con Messi el 20 de julio de 2007.

A pesar de esto, la confirmación de que la relación se estableció ocurrió antes del Mundial de Sudáfrica 2010.

Roccuzzo viajó por primera vez a Barcelona y se mudó con Leo Messi.

El 2 de junio de 2012, en una celebración tras un gol contra Ecuador en el estadio Monumental, se confirmó un secreto a voces:

Antonella estaba embarazada de Thiago, el primer hijo de la pareja, nacido el 2 de noviembre de 2012.

Posteriormente, en la temporada 2014/15, Messi confirmó en las redes sociales que Antonella esperaba a su segundo hijo, Mateo, nacido el 11 de septiembre de 2015.

Es evidente que las vidas de Leo Messi y Antonella Roccuzzo estaban destinadas a ser una gran historia de amor.

Él siempre supo que la amaba y ella tuvo la paciencia suficiente para esperarlo.

Que les parecio?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.