Una familia tipo bahiense necesitó en febrero más de 95 mil pesos para no caer en la pobreza

Según el CREEBBA, la Canasta Básica Alimentaria necesaria para cumplir con los requerimientos alimentarios de una familia tipo 2 (padre, madre y dos hijos en edad escolar) se ubicó en $ 43.186, exhibiendo un aumento del 7,6% con respecto al mes anterior.

Por su parte, la Canasta Básica Total (CBT) para la misma familia alcanzó los $ 95.441, que son necesarios para cubrir sus consumos básicos, tanto alimentarios como no alimentarios, y así superar el umbral de pobreza.

Durante febrero, entre los mayores aumentos de la canasta alimentaria se encontraron un grupo de verduras (lechuga, zanahoria, cebolla, acelga, papa y tomate perita con un incremento promedio de 46,2%), frutas frescas como mandarina y naranja (40,6% promedio), jugos concentrados (30,3%), huevos (16,5%) y carne vacuna (carnaza común y carne picada con una variación promedio de 15,4%).

Por el lado de los bienes no alimentarios la variación respondió principalmente a servicios educativos como cursos de informática y de idiomas (14,7%), jabones de limpieza (10,5%), telefonía, internet y comunicaciones (8,8%), servicios de peluquería y para el cuidado personal (8,8%) y artículos de tocador descartables (6,6%).

En el mes de febrero la variación de la Canasta Básica Total superó en 1,8 puntos porcentuales al Índice de Precios al Consumidor.

De esta forma, los dos primeros meses del año muestran una mayor aceleración de la inflación en los productos de la canasta respecto de la totalidad de los precios relevados. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.