Vacunatorio VIP: la Justicia archivó la causa por “inexistencia de delito”

La jueza federal María Eugenia Capuchetti resolvió que quienes recibieron las dosis no cometieron delito.

La jueza federal María Eugenia Capuchetti archivó “por inexistencia de delito” la causa en la que se investigaba el circuito de vacunación irregular que, según se había denunciado, funcionó bajo la órbita del Ministerio de Salud y del Hospital Posadas.

Capuchetti resolvió este jueves citar a testimonial a cinco «vacunados vip» que no estaban encuadrados entre los grupos prioritarios y ordenó profundizar la investigación para saber qué responsabilidad penal pesa sobre el ex ministro de Salud Ginés González García, que sigue imputado penalmente.

La jueza ordenó archivar la investigación penal sobre 65 personas que integraban la lista de personas que recibieron dosis de la Sputnik V cuando aún la vacuna solo estaba destinada a los grupos estratégicos. En esa lista aparecen desde el presidente Alberto Fernández y las personas de su equipo de prensa hasta el Procurador del Tesoro Carlos Zannini, el periodista Horacio Verbitsky, el ex presidente Duhalde y su esposa Hilda Chiche Duhalde, el ministro de Economía Martin Guzman, el canciller Felipe Sola, Jorge Taiana y Eduardo Valdés. También el propio Ginés González García.

Capuchetti explicó que no existe un delito penal que castigue a un funcionario público por haber otorgado “tratos especiales” como los que se investigaban en esta causa.

En concreto, la magistrada sostuvo que en el Código Penal “no existe un tipo penal que criminalice la conducta de un funcionario público que otorgue tratos especiales como el que es objeto en esta investigación”. Sí pueden ser sometidos a la Ley de Etica Pública.

“Interpretar algunos tipos penales de la parte especial del Código Penal –de vaga e imprecisa redacción- para que forzosamente encuadren en las conductas denuncias se apoya exclusivamente en una interpretación extensiva de los tipos penales y pasa groseramente por alto el carácter fragmentario y subsidiario del derecho penal, como así también el hecho claro, conciso y evidente de que las personas vacunadas se encontraban dentro del grupo considerado como prioritario por la Resolucion 2883/20 que expresamente establecía la posibilidad de avanzar simultáneamente entre las diferentes etapas tal como lo recomendaban los especialistas”, afirmó.

Solo cinco personas (Juliana y Maria Eva Duhalde, el periodista Gabriel Michi, Nestor Mandraccio e Irene Lopez) de esa lista de 70 personas que inicialmente reportó el Hospital del Posadas como vacunas no cumplían con las condiciones expresadas en esa resolución. Y por eso ahora Capuchetti las convocó a declaración testimonial.

La causa fue iniciada tras los dichos del periodista Horacio Verbitksy cuando confesó al aire, en un programa de radio, que gracias a su amistad con González García había recibido la primera dosis de la Sputnik V. Sus dichos provocaron un aluvión de denuncias en los tribunales federales de Comodoro Py, que se acumularon en el juzgado 5, a cargo de Capuchetti. El fiscal de la causa es Eduardo Taiano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.