Caso Natacha Jaitt: Piden analizar su iPad con la misma tecnología utilizada en el crimen de Villa Gesell

La familia de la modelo solicitó que el dispositivo sea desbloqueado por los mismos peritos de la Policía Federal que lograron abrir los celulares de los rugbiers en el crimen de Fernando.

El iPad de Natacha Jaitt, será peritado mañana por expertos de la Procuración General bonaerense, luego de que la familia de la modelo solicitara que la tablet sea analizada por los mismos técnicos que accedieron a los celulares de los imputados por el homicidio de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell.

Fuentes judiciales informaron que la medida fue dispuesta hoy por los fiscales de Tigre que investigan las circunstancias de la muerte de la modelo -Sebastián Fitipaldi, Diego Callegari y Cosme Iribarren-, aunque, en vez de enviar el dispositivo a los especialistas de la Policía Federal que actuaron en la causa de Villa Gesell, lo harán en la ciudad de La Plata con la Policía Judicial.

La diligencia fue ordenada luego de que ayer el abogado Alejandro Cipolla, quien representa en el expediente a Antonella Olivera, la hija de Jaitt, peticionara por escrito que el iPad fuera enviado a los mismos expertos que lograron abrir los celulares en el crimen de Fernando.

Las fotos de la reunión en la que participó Natacha (Foto: TN)

«Solicité la medida con la expectativa de que pueda avanzar la causa y los pedidos que formulé en relación a otras medidas de pruebas pendientes. Todo está supeditado a la tablet», dijo Cipolla a Télam.

El letrado dijo que, por más que no sean los peritos que propusieron ellos, espera que estos expertos puedan abrir, finalmente, la tablet de Natacha.

«El iPad va a ser una sorpresa. Creemos que se va a encontrar información que va a desembocar en otras causas penales, pero también esperamos que surja algo que nos permita resolver qué es lo que pasó esa noche con Natacha», afirmó Cipolla.

Si bien los fiscales lograron en su momento acceder al celular marca Samsung de Jaitt, el iPad no se pudo desbloquear porque nunca se tuvo la clave, y porque el sistema, como todos los dispositivos de la marca Apple, es difícil de vulnerar.

Una fuente judicial aclaró que, «desde agosto, se estaba en tratativas con la empresa que maneja este tipo de software y, desde diciembre, con la Policía Judicial, que mañana hará el peritaje».

(Télam)