Coronavirus: tres provincias dieron marcha atrás en el aislamiento por el aumento de casos

Jujuy, que es de las más avanzadas en el proceso de habilitación de actividades, en las últimas horas tuvo que volver a la fase 1 de la cuarentena.

Varias zonas de Jujuy, de Neuquén y de Mendoza, además de localidades bonaerenses y de Entre Ríos tuvieron que retroceder durante los últimos días en el proceso de desconfinamiento luego de que se multiplicaran los casos de coronavirus, según anunciaron las autoridades locales.

En el caso de Jujuy, se decidió volver a la fase 1 del aislamiento «para defender la no circulación local» del coronavirus después de que un agente de policía de la provincia diera positivo al test, según explicó el miércoles por la noche el gobernador Gerardo Morales.

Así, la capital provincial y otras tres localidades aledañas -que concentran poco más del 53% de la población total- cumplen este jueves su segundo día de retroceso a fase 1 del aislamiento, ante la confirmación de dos casos locales de coronavirus, que derivaron en el armado de árboles de contactos y testeos a más de 200 personas, entre las cuales se reportaron hasta ayer 7 contagios más, ascendiendo a 19 la cifra total de infectados.

En Neuquén también se complicó la situación y la provincia anunció que realizará controles estrictos en el ingreso y egreso de la capital, comercios y en el transporte público; detección temprana de la enfermedad en sectores de riesgo, suspensión de las reuniones sociales y controles sanitarios aleatorios en vehículos para frenar el aumento exponencial de casos registrados en los últimos días.

Así lo anunció ayer el gobernador Omar Gutiérrez, junto al intendente de la ciudad capital, Mariano Gaido, en el marco de diez medidas dispuestas para atenuar los casos de Covid-19, que registró el martes 28 casos y un acumulado de 240 desde el inicio de la pandemia en la provincia.

También en Mendoza se decidió retomar algunas limitaciones y desde esta semana están prohibidos los encuentros entre amigos en domicilios particulares mientras que se regresa a la modalidad de salidas recreativas según la terminación del número del DNI tras detectarse nuevos contagios.

Por otra parte, el partido bonaerense de Laprida regresó la semana pasada a la fase 1 del aislamiento obligatorio luego de que se confirmaran siete casos por coronavirus en menos de 48 horas, según informaron fuentes comunales.

El distrito, de más de 10 mil habitantes se encontraba en la fase 4 de distanciamiento cuando se confirmaron siete casos positivos el 12 de junio, por lo que las autoridades decidieron regresar a la fase 1, algo que también había pasado dos días antes en el partido de Olavarría tras confirmarse 21 casos positivos.

Algo parecido sucedió en Entre Ríos cuando se multiplicaron los casos de coronavirus en la ciudad de Colón, que debió por eso volver a la fase 1 del aislamiento, así como las localidades vecinas Liebig y San José.

(Télam)