Facundo Castro: buscan restos orgánicos en la zapatilla hallada a metros del cuerpo

El calzado fue sometido a un proceso de extracción de muestras para intentar elaborar un ADN y constatar si pertenecía al joven desaparecido.

 

La zapatilla de lona hallada a pocos metros de los restos esqueletizados que aparecieron en el cangrejal de la localidad de General Daniel Cerri en el marco de la búsqueda de Facundo Astudillo Castro fue sometida en las últimas horas a un proceso de extracción de muestras.

La intención de la pericia es buscar de restos orgánicos para intentar elaborar un ADN y constatar si pertenecía al joven desaparecido el 30 de abril. Los estudios sobre la zapatilla son realizados por genetistas del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) en Córdoba.

Se trata del mismo laboratorio donde se lleva a cabo el proceso de identificación de los restos óseos que se encontraron y la familia piensa que pertenecen a Facundo Astudillo Castro. 

La zapatilla fue encontrada por Cristina Castro, la madre del joven, el pasado 16 de agosto a pocos metros de los restos óseos que habían sido hallados la noche anterior.

El calzado es idéntico al que llevaba puesto el joven de 23 años y que quedó registrado en una foto que le tomaron a Facundo de espaldas junto a la policía Jana Curuhinca y delante de un patrullero, la mañana del 30 de abril cuando fue visto por última vez.

Según un experto en genética, los especialistas buscarán en la plantilla y en la tela interna de la zapatilla «células o material genético» que pueda haber quedado por el roce del pie, y de allí «poder elaborar un ADN o producir un perfil genético» que pueda ser comparado con el de los padres.

De surgir en ese peritaje otro perfil genético distinto al de Facundo, podría avalar la hipótesis de que alguien pudo haber manipulado la zapatilla y «plantarla» en el sitio del hallazgo, tal como sugirió la querella.

La perito de parte que representa a la querella, Virginia Creimer, pidió que se efectúe sobre la zapatilla un peritaje llamado «ADN Touch» en busca de un ADN por contacto, aunque los expertos aseguraron que ese tipo de estudio es más fácil de hacer cuando la superficie es plana, como en un vaso.

Según un perito consultado, en los casos en la superficie es blanda, como es este caso de la zapatilla, «se corta la tela y se coloca en un tubo, se disuelven los restos orgánicos (si es que los hay) en un líquido y se extrae el ADN».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *