La conmovedora carta de una joven con coronavirus

Marisol San Román fue denominada la paciente 130. Es por el orden de argentinos que contrajeron Covid-19. Ella tiene tan solo 25 años. Se encontraba en España desarrollando su labor como científica social. A los pocos días de arribar a su país de origen, empezó el calvario. Tuvo que ser internada y por diversos pasajes la pasó muy mal.

Aquí ella resume su experiencia:

«La vida me dio una nueva oportunidad: volver a casa. Ayer tuve uno de los episodios más complicados desde que comenzó esta historia el 13 de marzo. Hoy estoy bien, estoy más fuerte que nunca, más ansioso por seguir concienciando y ayudando. Hoy estoy, solo eso.

Ayer escribí:

«Ahogado, con la garganta cerrada, en el suelo con los gritos de todos; y todo lo que ves son caras borradas con barbas blancas». Pero como les dije: gané esa batalla y estoy de vuelta en mi cama. Te quiero mucho. Estoy para ti, por tu amor y tus oraciones. Estoy contigo, para cuidarte como tú cuidaste de mí. Hoy me toca agradecer más al sistema de salud que nunca, a cada uno de los profesionales médicos que arriesgan sus vidas cada día por cuidarnos. Ayer poniendo su vida en juego mientras estaba tirada en el suelo, me levantaron, me pusieron oxígeno y me revivieron. Médicos, médicos, enfermeras, enfermeras y todo el personal merecen nuestro máximo respeto y que paremos entre todos los casos de discriminación a estos héroes #NoAlAcosoPorCovid que les he estado diciendo y lo creo más que nunca.

Pero también tengo que agradecer a mi familia, a mi viejo que gritó entre los médicos con la barbilla puesta (fue lo más cercano físicamente a mí estaba desde que todo empezó), con toda su valentía no dudó en ayudarme; mis Amigos y cada uno de ustedes que son mis compañeros virtuales, mis amigos lectores, que preguntan por mi. Gracias por acompañarme. Esta es una guerra que ganaremos todos juntos, que saldremos adelante.