Running: cada entrenamiento vale, la importancia de no perderse ninguna salida

Cada vez que entrenamos progresamos como corredores y por eso motivo es importante tomarse cada uno de los entrenamientos.

Muchas veces los corredores dicen “Hoy no tengo ganas de salir a entrenar, hoy no me siento del todo a gusto. El trabajo que toca hoy es irrelevante. Está lloviendo, hace frío, hace calor. Lo dejo para otro día.”

Esas excusas que pueblan nuestra mente y nos tientan con la posibilidad de saltearnos el entrenamiento. Claro que puede haber algún motivo real, pero en líneas general y casi en la totalidad de esas frases solo hay una excusa sin justificación alguna. Lo que suele pasar es que creemos que faltar a un entrenamiento no tiene importancia. Al menos nos queremos convencer de ello. Pues hay que saber que no es así, que cada entrenamiento que hacemos, vale.

Una parte de la gran construcción de nuestro cuerpo y nuestra mente de atleta. Sí, los aficionados también somos atletas y lo que tenemos es lo que hemos construido en todos y cada uno de los entrenamientos. Vuelvan a pensar en esa línea de llegada. Si nunca han corrido una carrera, pueden imaginarla cada vez que entrenan. Si ya tienen experiencia corriendo, entonces saben a que me refiero. Visualizar la meta es una gran manera de mantenerse motivado y entender porque hay que entrenar siempre

A veces volvemos a casa felices porque rendimos como nunca, a veces no nos salió todo tan bien, pero el trabajo igual lo hicimos. El valor de ambas cosas consiste en convertirnos en mejores corredores diariamente. En darnos más fuerza para las carreras.

Muchas veces se suman entrenamientos y no vemos el progreso. Es un día a la vez y al final el trabajo rinde sus frutos. Una tarea que en algunas jornadas parece invisible, pero que en el gran cuadro se vuelve imprescindible para alcanzar los objetivos.

Fuente: Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.