Desde el Instituto de Ciencias Biológicas y Biomédicas en desacuerdo con el dragado del Napostá

Se siguen sumando organismos que se encuentran en las antípodas del proyecto del dragado del arroyo Napostá. En esta oportunidad, desde el Instituto de Ciencias Biológicas y Biomédicas del Sur presentaron un comunicado alertando por la situación y poniéndose a disposición del intendente Gay y del subsecretario de Gestión Ambiental, Matías Insausti.

“Por parte de integrantes del INBIOSUR, manifiesto nuestra inquietud acerca de los recientes anuncios sobre obras de “dragado y limpieza” del cauce del arroyo Napostá en el sector entre el derivador Maldonado y el entubado.

 

Nuestra inquietud surge considerando el impacto que dicha intervención podría tener sobre el funcionamiento y estructura de un tramo del arroyo con importante valor ambiental y cultural.

Humedales como el mencionado son altamente valorados a nivel mundial, más aún cuando atraviesan centros urbanos y atienden las necesidades de dispersión de la población.

En particular, el arroyo Napostá reviste un gran valor inherente en términos de los servicios ecosistémicos o ambientales que presta a la ciudad, entre los cuales cobra especial relevancia la salud psico-fisica de las personas a través del esparcimiento.

Asimismo, este curso de agua constituye un ecosistema realmente único para Bahía, ya que en él predominan elementos nativos de la biodiversidad regional y la fauna y flora silvestres proporcionan una oportunidad única de entrar en contacto con el patrimonio natural típico de un humedal pampeano a pocas cuadras del centro de la ciudad.

 

La vegetación acuática de las márgenes, actúa como contención para plásticos y residuos que, de no existir, indefectiblemente terminarían en las aguas del estuario.

También minimiza los efectos erosivos de las crecidas y posibles derrumbes de barrancos y terraplenes. Por otra parte, los pastizales, juncos y carrizales generan una estructura tal que sostiene una rica variedad de aves y anfibios.

POSIBLES CONSECUENCIAS

Es así que modificar su cauce con miras a generar una con “auto-limpiante”, no es más que trasladar el supuesto problema aguas abajo, al Estuario de Bahía, pero al mismo tiempo afectando uno de los espacios verdes más relevantes de la ciudad.

MOSQUITOS Y ROEDORES

En cuanto a la proliferación de especies conflictivas, es menester ponderar cuidadosamente la verdadera importancia de este sistema como hábitat de cría, dado que los mosquitos tipicamente prefieren ambientes de aguas quietas para reproducirse.

Y respecto de los roedores, su proliferación estaría más vinculada al vertido de residuos varios en zonas aledañas al curso del arroyo, más que a este ambiente.

Consideramos, por lo tanto, que el acento debiera estar puesto sobre la corrección de conductas que resultan en problemas ambientales, más que sobre la alteración de un ambiente. Esto, lejos de cambiar actitudes, agravaría el problema que se busca resolver. Desde esta perspectiva, una obra como la propuesta podría resultar completamente inapropiada y contraproducente para la búsqueda de formas armónicas, sostenibles y seguras para la población.

EVALUACIÓN IMPACTO AMBIENTAL Y SOCIO-CULTURAL

Resulta fundamental que cualquier intervención contemple una adecuada evaluación de desde un enfoque interdisciplinario que evite efectos indeseados y optimice el uso de los recursos públicos a partir de la búsqueda de soluciones sostenibles.

De acuerdo a lo expresado, solicitamos se revea esta intervención con vistas de realizar una evaluación seria de los problemas planteados, y lograr una solución alternativa priorizando los valores de conservación y servicios comunitarios.

Un comentario en «Desde el Instituto de Ciencias Biológicas y Biomédicas en desacuerdo con el dragado del Napostá»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *